¿Qué son las cuotas en apuestas deportivas y cómo funcionan?

¿Qué son las cuotas en apuestas deportivas y cómo funcionan?

Seguramente si vas a leer esta entrada en nuestro blog, es porque estás empezando en el mundo de las apuestas y te gustaría informarte sobre esa cosa llamada cuota que más de una vez has escuchado a tus amigos hablar sobre ella. ‘’¿A qué cuota está la victoria del Madrid?’’ Te suena la frase, ¿verdad? Pues a continuación te vamos a explicar qué significa el término cuota y cómo puedes entenderlas, para saber utilizarlas y ganar dinero con las apuestas.

apuesta ahora

¿Qué es una cuota?

Una cuota es el porcentaje de probabilidad que la casa de apuestas ofrece a cada equipo/jugador en cada evento. Cuando nosotros apostamos, el dinero apostado se multiplica por la cuota, por tanto, si nosotros apostamos 10€ a una cuota de 10,00 y la acertamos, ganaríamos 100€ de los cuales 90€ serían ‘’limpios’’ y 10€ nuestra apuesta inicial. En función de si la casa de apuestas considera que un equipo tiene más probabilidades de ganar, menor será la cuota de dicho equipo.

Si por el contrario, la casa de apuestas considera que un equipo tiene pocas probabilidades de ganar, su cuota será mayor. Es muy fácil de entender el motivo: en un partido entre Novak Djokovic, número 1 del mundo y un tenista número 740, la diferencia es abismal y lógicamente las probabilidades de Djokovic de ganar el partido son muy altas, por tanto apostando a su victoria es probable que no tenga mucho valor.

Pero, ¿cómo saben las casas de apuestas la probabilidad? Te vamos a poner un ejemplo muy fácil de entender. Cuando tiramos una moneda al aire, existe un 50% de probabilidad de que la moneda caiga de un lado y otro 50% que caiga del otro. En el caso de la moneda, la cuota para que caiga cara o cruz sería de 2,00. Cuánto más baja sea la cuota de un evento, por normal general más sencillo de acertar será dicho evento, aunque ya sabemos que en el deporte todo es posible.

¿Qué tipos de cuotas existen?

Cuota Americana o Moneyline

La cuota americana, también conocida como Moneyline, es el formato más utilizado en los Estados Unidos. Se puede mostrar como un número positivo o negativo. El número positivo expresa cuánto ganaría una apuesta ganadora de $100*, mientras que el número negativo expresa lo necesario para ganar $100. Por ejemplo, si has visto cuotas de +150, sabrás que si apuestas sabrás que una apuesta de $100 te puede devolver $150 en ganancias más la apuesta inicial de $100. Sin embargo, si has visto la cuota a -150, sabrás que necesitarás apostar $150 para tener $100 en ganancias más lo inicialmente apostado. Una apuesta igual o par –donde ganas lo mismo que apuestas- se expresa como +100.

*Hemos usado los dólares al tratarse de sistema predominante en Estados Unidos.

Cuotas Decimales

Sin duda, la reina de las cuotas ya que están disponibles en todo el mundo y especialmente en la Europa continental, Canadá y Australia. Sin embargo, como decimos, actualmente es un estándar para las casas de apuestas de todo el mundo, con excepción de Estados Unidos. Esto se debe a que, de los tres formatos existentes, es el más sencillo y se expresan siempre en un número positivo seguido de decimales.

El número de la cuota decimal muestra cuánto será el pago total del premio en caso de apuesta ganadora. Por ejemplo, si apuestas una cantidad a cuota 1,5 se te devolverá 1,5€ por cada 1€ apostado. Una apuesta ganadora de 2.25 te devolverá 2.25€ por cada 1€ apostado. Una apuesta par en decimales se expresaría como 2.00.

Cuotas fraccionales

Las probabilidades en forma de fracción son el formato tradicional usado en el Reino Unido, aunque las probabilidades decimales le van ganando el terreno. Calcular los beneficios de los formatos puede ser realmente complicado, pero el principio básico no es para nada todo lo que parece.

Al igual que con las probabilidades americanas, las fraccionales muestran cuánto beneficio potencial puedes tener en tu apuesta. Para calcularlo, debes agregar tu apuesta original.

Como su nombre indica, estas probabilidades se muestran como una fracción. Por ejemplo, 3/1 conocido como “tres a uno”. Con 3/1 puedes ganar 3€ por cada 1€ apostado, mientras que con 5/1 ganarás 5€ por cada 1€ invertido.

Las cosas ya se ponen algo más complicadas cuando los formatos pasan a ser 6/4, 11/10 o 5/2. Por lo tanto, las matemáticas comienzan a ser más complejas, ya que en el caso, por ejemplo de la 6/4, puedes ganar 6€ por cada 4€ apostados, lo que equivale a 1.5€ por cada 1€ apostado.

Normalmente, cada vez que el primer número es mayor que el segundo, es que tienes “probabilidades en contra”. Estos son básicamente el equivalente a las cuotas positivas en las probabilidades americanas.

Un consejo realmente útil. Si queréis pasar de cuotas fraccionales a cuotas decimales es realmente sencillo, tan solo basta con seguir este ejemplo:

  • 6/4 = 1,5 + 1 = 2.5
  • 11/10 = 1,1 + 1 = 2.1

Para pasar de fraccionales a decimales siempre habrá que hacer la operación de división y posteriormente sumar la apuesta (+1) para que te ofrezca el resultado final de la cuota en decimales.

¿Se puede calcular el porcentaje exacto de probabilidades de apuesta?

Es imposible tener un porcentaje exacto de probabilidades para cada partido, ya que al final existen múltiples factores que pueden alterar el resultado final de un partido. A lo largo de nuestra vida más de una vez hemos visto como el Real Madrid o el FC Barcelona caían derrotados en su propio campo ante rivales que a priori eran inferiores. Queremos resaltar esto, porque al fin y al cabo, las apuestas no son como las matemáticas. Para calcular la probabilidad que una casa de apuestas da a un equipo/jugador para ganar un encuentro, debemos utilizar una sencilla ecuación:

  • Equipo A = 1,84
  • Empate = 3,33
  • Equipo B = 4,65
  • Beneficio total = (1 / 1.84) + (1 / 3,33) + (1 / 4,65) = 0.54 + 0.30 + 0.21 = 1.05
  • Porcentaje de pagos = (1 / Beneficio) x 100 = (1 / 1.05) x 100 = 95,2%
 

Después de hacer estos cálculos, para conocer el porcentaje exacto que la casa de apuesta otorga a cada resultado, lo que debemos hacer es dividir 1 entre la cuota y multiplicarlo por el porcentaje de pagos. Entonces, para este partido ficticio, las probabilidades que las casas de apuestas otorgan para que la cuota sea ganadora serían los siguientes:

  • Probabilidad Equipo A = 1 / 1,84 x 95,2 = 51,73%
  • Probabilidad Empate = 1 / 3,33 x 95,2 = 28,58%
  • Probabilidad Equipo B = 1 / 4,65 x 95,2 = 20,47%

Ahora seguramente te preguntarás por qué el porcentaje es mayor de 100%. Ese tanto por ciento extra es la ventaja que la casa de apuestas supuestamente mantiene, ya que si estuviera por debajo del 100%, el apostante ganaría siempre (algo imposible), puesto que las cuotas siempre están bien colocadas para que nunca estén por debajo del 100%.

En pocas palabras, las cuotas simplemente reflejan la superioridad, igualdad o inferioridad de un equipo y otro. Hay que recordar que estas cuotas van cambiando a medida que el partido se acerca, pero cuando un apostante decide apostar, lo hará siempre a la cuota a la que se encuentre en ese preciso momento.

Decimales vs. Fracciones

A decir verdad, hablar de cuotas en decimales o en fracciones no significa que una sea mejor que la otra. Pero ciertamente, la mayoría de los jugadores tenderá a usar las decimales por mayor comodidad a la hora de calcular sus posibles ganancias a la hora de las apuestas. Históricamente, las probabilidades en forma de fracción se han usado en Reino Unido, especialmente en las carreras de caballos y a pie de calle. Sin embargo encontramos dos diferencias clave.

Por lo general, las probabilidades decimales son más fáciles de entender. En base a esto, existe un movimiento para atraer cada vez a más personas a las carreras de caballos para hacerlas más accesibles para el jugador promedio. Por ejemplo, si hace diez años ibas al hipódromo de Cheltenham encontrarías las probabilidades en fracciones, sin embargo ahora es muy probable que las encuentres en decimales. La segunda diferencia entre decimales y fracciones radica que los formatos usados por las fracciones solo representan ganancias y no incluyen la apuesta devuelta, mientras que los decimales sí que la incluyen.

Si te ha gustado esta entrada y te ha parecido útil, te invitamos a que te abras cuenta en Betsson.es y empieces a apostar calculando y comparando el porcentaje que tú le darías a una cuota y ver si difiere con el de la casa de apuestas. Si el porcentaje de victoria que tú mismo le otorgas a un partido es mayor que el que te ofrece la casa de apuestas, es muy probable que ahí merezca la pena apostar a dicha cuota.

¡Recuerda que un gran bono de bienvenida te está esperando junto a otras muchas promociones de apuestas deportivas!

¡Más sobre las apuestas deportivas!

Si estás interesado en el mundo de las apuestas deportivas, seguramente estos artículos de nuestra guía serán de tu interés:  
  1. 1.- ¿Cómo funcionan las casas de apuestas deportivas?
  2. 2.- ¿Cómo distinguir si las apuestas deportivas son seguras?
  3. 3.- Apuestas con puntos: el programa de puntos de Betsson
  4. 4.- ¿Qué es el cashout en apuestas deportivas?
  5. 5.- Los mejores consejos antes de lanzar tus apuestas
  6. 6.- ¿Cómo funcionan las apuestas con hándicap?
  7. 7.- ¿Qué son las cuotas en apuestas deportivas y cómo funcionan?
  8. 8.- ¿Qué significa apuesta sin empate?
  9. 9.- ¿Qué es una freebets y cómo funciona?
  10. 10.- ¿Cómo calcular las ganancias de una apuesta?
  11. 11.- ¿Qué es el stake en apuestas deportivas?
  12. 12.- ¿Qué son los bonos de apuestas?
  13. 13.- ¿Cómo funcionan las supercuotas?
  14. 14.- ¿Qué son las apuestas de sistema y cómo funcionan?
  15. 15.- ¿Cómo funcionan las apuestas múltiples o combinadas?
  16. 16.- Tipos de apuestas
    bono bienvenida 100% hasta 100€

Recuerda que si te abres cuenta hoy mismo en Betsson, te llevas un fantástico bono de bienvenida del 100% hasta 100€ con tu primer depósito.


Artículos relacionados



0 Comentarios

No hay comentarios, ¡sé el primero en dejar tu opinión!


Are you sure to quit? Join now Betsson

Register to Betsson
Regístrate