¿Por qué se dice tragaperras y no máquinas de azar?

¿Por qué se dice tragaperras y no máquinas de azar?

Las máquinas tragaperras forman parte de la cultura popular de España. A pesar de que las empresas multinacionales de ocio están extinguiendo la tradición, aún quedan muchos bares castizos que cuentan con su tragaperras junto a la máquina de tabaco. 

Los inicios de las máquinas tragaperras

Si le preguntas a alguien por su historia o cuándo se popularizó esta práctica, seguramente no encuentres la respuesta. Pocos saben que las primeras tragaperras llegaron a la península en las primeras décadas del siglo XX, y no se legalizó su uso hasta 1981 tras sucesivas prohibiciones.   La práctica de los juegos de azar han tenido siempre un hueco en la historia. Hay que remontarse hasta 2.600 a.C. para encontrar los primeros juegos en las civilizaciones Sumeria y Asiria. Consistían en un hueso extraído del talón de animales, el cual tallaban para que cayera en cuatro posiciones diferentes ejerciendo de dado. Casi simultáneamente, en el año 3000 a.C. en China, encontramos las primeras apuestas.   Los egipcios también eran aficionados a jugar con la suerte. Según hallazgos arqueológicos y jeroglíficos, el juego del dado era una práctica bastante regular, y fueron los primeros en utilizar el dado de 6 caras. No fue hasta la etapa de los griegos y romanos cuando los dados cobran verdadera importancia.    Otras prácticas que seguramente suenen más son las apuestas en los famosos circos romanos, donde se apostaba por caballos y gladiadores. O si nos acercamos un poco más a la actualidad, en la Edad Media encontramos torneos de tiro con arco.    Con el transcurso de la historia, los juegos de azar fueron evolucionando y modernizándose hasta que se inventó la primera tragaperras. Ésta tiene su origen en San Francisco, California. Charles Frey, su inventor, ideó un mecanismo automático muy simple y con muchos ganadores. Originariamente la máquina contaba con tres ruedas giratorias con 5 símbolos cada una, inspirados en las cartas de póker. Debido a la figura de la campaña o Liberty Bell, se empezó a llamar a la máquina bajo este nombre.  

Fue la empresa de golosinas Bell-Fruit quien mejoró el prototipo y extendió su uso

De hecho, los símbolos de frutas en los rodillos vienen dados por esta empresa de Chicago. Fue en ese momento de la historia cuando empezaron a verse en los casinos y ganaron popularidad en las altas esferas de la sociedad. Más tarde, las máquinas ya podían verse en estancos, barberías y salones, entre otros.  El punto de inflexión en la historia de las tragaperras sucedió en 1963, cuando la empresa Bally creó la máquina Money Honey, primera máquina tragaperras electrónica. Los rodillos dieron paso a una pantalla, y el juego comenzaba con un botón en lugar de una palanca.   Con la llegada de Internet, este tipo de juego también evolucionó y abrió las puertas a los casinos online. A medida que aparecieron avances, las máquinas tragaperras online fueron desarrollándose hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día. 

Ahora que sabemos un poco de su historia, ¿de dónde viene el término tragaperras?

Quizá fuese lógico pensar que éstas máquinas fuesen denominadas máquinas de azar debido a sus inicios y uso pero, en España, el término tragaperras está muy extendido. La palabra tragaperras viene dada por el nombre que se utilizaba en España para denominar las monedas, perra chica y perra gorda, y el término de “tragar” como metáfora de introducir la moneda dentro de la máquina.    Al principio, como consecuencia de las prohibiciones de los juegos de azar en España durante las dictaduras, las máquinas comenzaron a llamarse tragaperras de forma despectiva, aunque con el paso a la Democracia y su aceptación bajo licencia en locales como bares y restaurantes, el nombre comenzó a extenderse hasta ser de uso cotidiano.    Otra razón por las que se les denomina tragaperras es que el término máquina de azar no es del todo correcto. En este tipo de máquinas existen dos modalidades de juego distintas
  • Programada. La máquina está diseñada para que cada cierto tiempo devuelva parte del dinero que se ha metido en ella. Esta modalidad era habitual en los inicios, y sigue utilizándose en los salones de juego o cafeterías. 
  • De azar. En este caso las máquinas dependen exclusivamente del azar. Está programas en base a un algoritmo donde todos los participantes tienen las mismas posibilidades de llevarse el premio. Este tipo de máquinas se encuentran en salones de juego y casinos.
  Hoy en día las tragaperras son uno de los entretenimientos más comunes y, como hemos visto, su transformación a lo largo de la historia ha dado lugar a un sistema cada vez más sofisticado. Se espera que con el desarrollo de pagos, bonos y jackpots se siga mejorando y la tecnología siga evolucionando con el tiempo.   


Artículos relacionados



0 Comentarios


Are you sure to quit? Join now Betsson

Register to Betsson
Regístrate